Siria: ¿Declaratoria de guerra o diplomacia?

Leave a comment

September 10, 2013 by Gina Kawas

Image

El flamante premio Nobel de la Paz, presidente Barack Obama, ha estado haciendo lobby para atacar y bombardear Siria en el último mes, dadas supuestas denuncias y sospechas de que el gobierno sirio está usando armas químicas para matar a su propia población. Sin embargo, la oposición que ha recibido por parte de la sociedad civil estadounidense y varios senadores y congresistas demócratas ha sido amplia, aunque cuenta con el respaldo de los neo conservadores del ala republicana. Obama insiste tanto en contar con el respaldo del Senado y del Congreso, puesto que si algo falla y sale mal, la culpa va a ser compartida, no una decisión unilateral de un presidente guerrerista.

Bajo la óptica de Estados Unidos, el querer abogar por la paz y actuando bajo la bandera de policía mundial, la solución es, naturalmente, matar a inocentes y niños por un gobierno que supuestamente mató a niños e inocentes (en otras versiones, se dice que son los rebeldes y la oposición los que usan las armas y matan gente). Obama está ante una encrucijada: intervenir para destituir el régimen del presidente Bashar Al Assad a través de la vía de declaratoria de guerra, enviando armas a la oposición con el fin de que los opositores de Al Assad puedan defenderse de las fuerzas del régimen u optar por la vía diplomática, negociando con el régimen su salida sin más opciones.

Si bien es cierto que la retirada de tropas estadounidense de Irak permitieron que Al Assad dispusiera de suministros con total libertad a través de las fronteras de Irán e Irak, esto multiplicó la capacidad militar del régimen. La oposición, el ELS ha comenzado a librar una guerra con las milicias yihadistas de Al-Nusra, cuyo objetivo es instaurar en Siria el islamismo radical, mismo que predomina en Afganistán y parte de Irak, algo que creo que hay un amplio consenso de que no es positivo, dado el fundamentalismo inherente en esta ala islámica.

El día de ayer, lunes 09 de septiembre, el gobierno de Siria acepto la propuesta de Rusia de no solamente entregar las armas químicas, y ponerlas bajo control internacional, sino que además las destruyesen. Esto representa sin duda, un inesperado salvavidas para Obama, quien ha recibido positivamente la iniciativa. Entonces, quedamos a la espera de escuchar otra vez un discurso en donde Obama declara su amor por la paz, pero en el cual intenta justificar una guerra injustificable. Sí, señor presidente, usted tenía razón cuando declaró lo siguiente: “cuando gané el premio Nobel dejé en claro que no lo merecía”.

Espero ver algo de lucidez en la administración Obama. Esperemos que comprenda y que todos comprendamos que no es necesario convertirse en un monstruo para vencer a un monstruo. La diplomacia, sanciones, razonamiento y sabiduría son suficientes. Somos un solo mundo, una sola humanidad y si no esparcimos el amor y nos mantenemos humanos, somos igual o peor de malos. Ahora solo queda esperar que Siria se encamine a convertirse en una democracia laica y no en un régimen islamista, ni en un gobierno militar (como ha sido el caso Egipto).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: